<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/2351ff82ee70.css" type="text/css" media="screen, projection">

Azulejos para el salón: ideas y soluciones de cerámica y gres

Las mejores soluciones propuestas por Marazzi para pavimentar de manera creativa tu sala de estar. Placas de gres de formato grande para crear pavimentos y revestimientos refinados

Consejos Marazzi

La sala de estar puede ser el ambiente “oficial” del hogar en el que recibimos a amigos e invitados o bien el espacio íntimo reservado a nosotros mismos y nuestro tiempo de ocio. En cualquier caso es una pieza de primer orden, por lo que en la selección de los azulejos de la sala de estar el objetivo es lograr una armonía total entre la decoración y los azulejos de gres porcelánico o cerámica.

En esta búsqueda de equilibrio, cada uno de estos dos elementos —los muebles y los azulejos— puede ser el protagonista y por consiguiente dictar el ambiente global de la habitación, mientras que al otro le corresponderá desempeñar el papel de base neutra. Esto vale tanto si nos decantamos por una sala de estar clásica como si optamos por un estilo vintage o moderno.

Para revestir el salón o el comedor Marazzi propone una amplia gama de azulejos de cerámica y de gres porcelánico. También en el caso de la sala de estar vale la pena aprovechar la capacidad del gres de imitar a la perfección los materiales naturalesmadera, piedra, mármol y metal— y los materiales empleados en la arquitectura, como el cemento, el cotto y el seminato o el terrazo venecianos. En el salón los azulejos de gres porcelánico aportan el encanto de los materiales más preciados a una superficie resistente y fácil de limpiar, que requiere un mantenimiento ordinario mínimo.

Las tendencias más actuales del interiorismo sugieren usar los azulejos no solo para el pavimento del salón, sino también para revestir las paredes. Para ello resultan ideales los azulejos de formato,medio, grande o extragrande del catálogo de Marazzi. Entre estos, son de gran impacto los azulejos de efecto tridimensional, que confieren dinamismo a las paredes y crean juegos de luz, y los decorados, que remiten al típico papel pintado (wallpaper).

Cerrar
Leerlo todo