<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/9c98e18962e0.css" type="text/css" media="screen, projection">

Proyecto arquitectónico

pavimenti_progetto_architettonico.jpg

Una de las ventajas del pavimento sobreelevado es que consiente el montaje en seco en muy poco tiempo, ofreciendo, además, una flexibilidad que permite superar posibles obstáculos existentes en la placa de apoyo del edificio. Para beneficiarse de dicha ventaja, es indispensable que el proyectista haya tenido en cuenta algunos aspectos fundamentales a la hora de elaborar el proyecto arquitectónico general del pavimento o cualquier idea arquitectónica, trabajando en colaboración con el Departamento Técnico de Marazzi.
Además del efecto estético del pavimento (material, acabado y color del revestimiento, así como posibles dibujos a medida), también deberá dedicarse especial atención a la distribución de las instalaciones, pues constituye uno de los vínculos cruciales del pavimento sobreelevado, sobre todo si ya están colocadas o si tienen un posicionamiento forzoso.

Es, pues, necesario, durante la fase de diseño, prever un encuentro entre las personas implicadas en las distintas instalaciones, para definir exactamente las respectivas necesidades. Otros dos aspectos a considerar atentamente a la hora de tomar decisiones proyectuales son la altura del pavimento sobreelevado y la dislocación sobre la superficie de posibles accesorios y servicios.

Antes de proceder al diseño, es indispensable, además, prever una inspección de los locales y comprobar que existan las condiciones necesarias para una instalación óptima del suelo elevado.