Martes 30 Junio 2015

100 000 azulejos de cerámica de catorce colores de Marazzi resplandecen de nuevo en la Torre Arcobaleno, que ha sido restituida a la ciudad de Milán con ocasión de la Expo 2015, veinticinco años después de su primera restauración, realizada en coincidencia con los Mundiales de fútbol celebrados en Italia en 1990.

Tal como entonces, la artífice del proyecto y de la organización de la obra ha sido la División de Arquitectura del estudio milanés Original Designers 6R5 Network (link/ipertesto), con los profesionales Francesco Roggero, Albino Pozzi, Rita Alfano Roggero y Kiyoto Ishimoto.

La Torre, que data de 1964 y que originalmente era un anónimo depósito de agua comprendido en el perímetro de la importante estación ferroviaria de Milano Porta Garibaldi, hoy en día es un símbolo urbano muy reconocible en el skyline de la ciudad.

Las obras de rehabilitación —que han sido costeadas enteramente por las empresas asociadas Bazzea – B Construction Technology, Condor, Fila Solutions, Mapei y Marazzi (link/ipertesto) y por los arquitectos reunidos en torno al proyecto— se han llevado a cabo en tan solo 71 días y en ellas han participado 37 trabajadores.

Para restaurar la Torre, como en 1990, Marazzi ha proporcionado la cerámica SistemC: esta gama cromática completa, formada por veinticinco colores, tres superficies (brillante, mate y estructura antideslizante), cuatro formatos y dos estructuras en relieve con efecto 3D, es perfecta cuando se desea utilizar el color para proyectar pavimentos y revestimientos en espacios arquitectónicos públicos y residenciales. Es una cerámica que aplica criterios ecológicos y ha conseguido la certificación LEED® gracias al contenido de material reciclado que emplea en la producción.

Para obtener mayor información, visite el nuevo sitio web www.torrearcobaleno.it

 

¡Vea la grabación aérea realizada con el dron!

Visita lo showroom x