<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/5d8c706a1b3c.css" type="text/css" media="screen, projection">

Revestir la ducha con azulejos de mosaico

Revestir la ducha con azulejos de mosaico

Tridimensional, irregular, de espiga o clásico: el mosaico siempre está de moda, incluso para la ducha.

 

Sorprende que, a pesar de su origen, muy antiguo, el mosaico siempre esté de moda y que hoy en día resulte ser más actual que nunca. Los azulejos de mosaico, en efecto, se renuevan, colección tras colección, con colores, efectos matéricos, texturas y formas diferentes.

En el baño los azulejos de mosaico pueden marcar la diferencia, de muchas maneras. Puedes optar por revestir el suelo y las paredes del baño con mosaico exclusivamente o bien usarlo para poner de relieve un único elemento, diferenciar o crear una neta separación entre superficies. De este modo, por ejemplo, el mosaico puede cubrir solo la pared del lavabo, la bañera de obra, la hornacina o el rincón de la ducha.

Cubrir la ducha con mosaico es una excelente decisión, una opción en pro del estilo válida más allá de cualquier tendencia pasajera, un revestimiento siempre moderno para la cabina de la ducha. Y al mismo tiempo también constituye una elección práctica, porque los mosaicos tienen las mismas características que los azulejos más grandes: resistencia, higiene y versatilidad.

Hemos seleccionado varios tipos de mosaico —desde los más innovadores hasta los más tradicionales— para mostrarte el amplio abanico de posibilidades existentes para revestir la ducha con mosaico. Te lo explicamos en los próximos párrafos.

 

Azulejos de mosaico tridimensional para la ducha

Hoy día las superficies de los azulejos y los mosaicos ya no son “solo” brillantes o satinadas, sino también perfiladas en relieve. Además de animar las paredes con las formas más diversas, los azulejos y mosaicos tridimensionales también pueden hacerlo con juegos de luces y sombras, de modo que son hermosas tanto para la vista como para el tacto.

La colección de gres porcelánico de imitación de la piedra Mystone Basalto de Marazzi, por ejemplo, propone un mosaico especial a rayas tridimensionales formado por unos planos escalonados que se alternan para decorar las paredes de una ducha más que moderna: decididamente actual. El mosaico tridimensional de Mystone Basalto se propone en una sofisticada paleta de grises, del más claro al más oscuro: Pomice, Sabbia, Piombo y Lava.

 

Azulejos de mosaico de espiga y teselas dégradé para la ducha

La forma de las teselas —decíamos antes— puede cambiar el aspecto de un mosaico. Así por ejemplo, para revestir la ducha se puede optar por mosaicos de espiga, como los de Alchimia, colección de azulejos de cerámica de grosor reducido y formato grande para revestimiento.

Alchimia se inspira en el cemento de grano muy fino con una paleta coherente que prevé los colores White, Grey, Greige y Fango. Tonalidades que hallas mezcladas en otro tipo de azulejo para la ducha de la misma colección: el mosaico dégradé, es decir, degradado, de teselas rectangulares sobre baldosas grandes de 30 x 120 cm.

 

Revestimiento de mosaico irregular para la ducha

Para dar dinamismo a las paredes de la ducha, además de apostar por los mosaicos tridimensionales puedes hacerlo por los de teselas de forma irregular, como las de una variante del clásico mosaico de teselas cuadradas ortogonales: el mosaico que imita un tejido, con una urdimbre y una trama que se entrecruzan.

Es el caso del mosaico de Crogiolo Zellige, colección de cerámica de Marazzi que se inspira en los típicos azulejos marroquíes de cotto esmaltado extraordinariamente brillante de los que toma el nombre. Aquí el juego de volúmenes llenos y vacíos, las teselas irregulares y los cortes oblicuos se ven remarcados en las dos versiones dicromáticas de fuerte contraste Gesso+China y Gesso+Carbone.

Si se prefiere una disposición irregular más ordenada, en cambio, Allmarble Wall propone, únicamente en colores claros —Statuario, Altissimo y Golden White— el mosaico Barcode, en el formato de 40 x 40 cm. Las teselas irregulares se ven enriquecidas por inserciones de color titanio y se pueden aplicar tanto en sentido vertical como horizontal, según el gusto de cada cual.

 

Azulejos de mosaico regular para la ducha

Lo hemos visto en los párrafos anteriores: el mosaico es decorativo de por sí. Esto vale también para su versión más usual, es decir, el mosaico de pequeñas teselas cuadradas dispuestas en forma de red.

Entre las ideas para el revestimiento de la ducha, las colecciones de azulejos de cerámica de grosor reducido de imitación del mármol, Allmarble Wall y Magnifica, presentan dos posibilidades distintas. Allmarble Wall tiene nada menos que diez mosaicos cuadrados clásicos, satinados y brillantes, en otras tantas variantes veteadas en los colores blanco —Statuario, Altissimo y Golden White—, gris —Pulpis e Imperiale— más o menos intensos.

Magnifica, en cambio, propone el mosaico de teselas circulares Circle, disponible en dos variantes blancas —una más fría, Statuario, y otra más cálida, Golden White— y adornado con inserciones decoradas de color titanio. Para mostrar una imagen más actual, se pueden adoptar juntas oscuras con el fin de realzar de modo más evidente el aspecto estético del mosaico.

 

Azulejos de mosaico clásico monocolor para la ducha

Si en lugar de las tonalidades diversas del mosaico de imitación del mármol prefieres el color liso, el revestimiento de la ducha puede estar constituido por un mosaico monocromo que, en su sencillez, expresa toda la belleza del mosaico.

La colección de azulejos de cerámica Colorplay de Marazzi, por ejemplo, te ofrece una hermosa paleta de colores para que puedas elegir los azulejos de mosaico con que revestir tu ducha: así que no solo blanco, crema o antracita para el rincón de la ducha, sino también azul oscuro, salvia, marrón topo, púrpura y rosa.

Colección a la que pertenece