<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/325fd2ab0269.css" type="text/css" media="screen, projection">

Con el buen tiempo, ¡qué ganas de estar al aire libre!

Con el buen tiempo, ¡qué ganas de estar al aire libre!


Nuestros ámbitos exteriores —la terraza, el jardín, el balcón— están empezando a transformarse en lugares donde, si el tiempo lo permite, nos apetece cada vez más pasar el tiempo libre; casi, casi se convierten en una habitación más, "de temporada", que exige poco menos que la misma dedicación que el resto del hogar; constituyen una prolongación, hacia fuera, de nuestro espacio habitable. Un amplio balcón, en efecto, representa una comodidad nada desdeñable, sobre todo si se vive en un bloque de pisos en pleno centro de la ciudad, donde las posibilidades de contar con un amplio jardín son más bien escasas. Los italianos que buscan casa valoran mucho esta característica, considerada casi fundamental, hasta el punto de que varios sondeos y encuestas realizados en los últimos años la sitúan en primera posición en orden de preferencia. 

La terraza, el balcón o el jardín son espacios en los que se pueden desempeñar actividades muy diversas: descansar, divertirse, comer, estudiar... En cualquier caso se trata de metros cuadrados añadidos a la superficie de nuestro hogar, ¡y además al aire libre!, que merece la pena aprovechar de la mejor manera. Para poder vivir la terraza de la mejor forma es necesario llevar a cabo coberturas para exterior que puedan proteger de los rayos directos del sol y, si se da el caso, de la lluvia y de la humedad nocturna. 

Para utilizar estos espacios con sapiencia, hay que dotarlos de la decoración y elementos que les confieran funcionalidad y confort, además de hacerlos agradables a la vista con plantas e incluso con muebles. Obviamente no debemos descuidar los complementos decorativos capaces de personalizar la terraza embelleciéndola. Además de macetas y floreros de terracota o de recipientes blancos o de colores, complementos absolutamente indispensables, no podemos olvidar velas, cojines o pufs, elementos que contribuyen a crear un ambiente alegre y acogedor. Entre los complementos decorativos no podemos dejar de referirnos a las plantas, perfectas para ornamentar todo el conjunto del espacio; se pueden utilizar trepadoras, geranios, cactáceas o bien hierbas aromáticas, especies todas ellas que, por no requerir particulares atenciones, pueden "sobrevivir" a los cuidados de los menos dotados para la jardinería… ¡como yo! 

A continuación, pues, unos consejos para hacer un buen uso de la terraza: 

Para dar un toque de calidad no hay más que concebir la idea adecuada. Marazzi nos ofrece la posibilidad de elegir dentro de un abanico riquísimo de propuestas encaminadas a crear continuidad entre el interior y el exterior, efecto fundamental para conseguir que el ámbito exterior quede integrado en el espacio habitado. 

Propuestas tan interesantes como funcionales, por contar con versiones para interior, son las constituidas por los nuevos greses de grosor incrementado: Multiquartz20, SistemN20 y Treverkhome20 . Cerámicas idóneas para el exterior, fabricadas para revestir con sencillez espacios al aire libre, son el resultado de la suma perfecta de prestaciones técnicas (resistencia, resistencia al deslizamiento, durabilidad) e impacto estético. Se trata de greses fáciles de colocar y de limpiar, y que no se alteran con el paso del tiempo. Además de fijarlos con cola, siguiendo el método tradicional, también se pueden colocar en seco, sobre arena, grava y hierba.