<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/2351ff82ee70.css" type="text/css" media="screen, projection">

Cómo decorar y pavimentar un dormitorio shabby chic

Cómo decorar y pavimentar un dormitorio shabby chic

Agradable, nostálgico y romántico. El shabby chic es el estilo –literalmente “elegante descuidado”– que nos remite a la atmósfera de otros tiempos, señorial y confortable, de los cottages, las casitas de campo inglesas. Si bien todas las piezas del hogar se pueden decorar inspirándose en este estilo, al dormitorio el shabby chic le confiere un toque de lo más acertado, sobre todo si te gusta vivir la alcoba como un nido acogedor y tranquilo, un lugar de sosiego en medio del ajetreo cotidiano.

En un dormitorio shabby chic hallan espacio muebles de líneas suaves y netas. Puedes elegir decoraciones de época cuidadosamente restauradas pero que dejen vislumbrar las huellas del uso y del paso del tiempo y que realcen el carácter único de las imperfecciones, manteniendo ese duende especial de todo lo que ha sido tocado por el transcurso de la vida tan típico del shabby chic. También puede tratarse de muebles nuevos, siempre que presenten un diseño de clase y un acabado mate –jamás brillante– y envejecido, gracias a la técnica del decapado, por ejemplo.

Tanto para los muebles, los complementos decorativos, las cortinas, la tapicería y la lencería de la casa como para los pavimentos y las paredes del dormitorio shabby chic, te puedes decantar por colores claros, naturales y mates: sobre todo los blancos, pero también los beis y los grises o los pasteles pulverulentos (rosa crema, melocotón, verde salvia, azul celeste, lila).

Los materialesque mejor casan con tu dormitorio de estilo shabby chic son los naturales y propios de la tradición: la madera y el hierro forjado para la decoración y los complementos; el algodón, la seda, el encaje y los bordados para la ropa blanca, la tapicería y los visillos.

El típico pavimento shabby chic no se cubre con alfombras y es de madera más bien rústica, aunque también la piedra y el cotto interpretan de manera excelente el espíritu de los tiempos pasados. Si quieres privilegiar la estética de la madera con una solución hermosa y práctica a la vez, para un suelo de estilo shabby chic resulta perfecto el gres porcelánico de efecto madera de la colección Treverkstage de Marazzi.

Sonazulejos de gres inspirados en la madera rústica, en duelas de 20 x 120 cm, que muestran las vetas y los nudos típicos del material natural, las huellas del corte de la sierra y las finas grietas que se abren con el envejecimiento. Si quieres decorar el dormitorio shabby chic con una clásica paleta completamente blancaen las tonalidades marfil, nata o crema, con la colección Treverkstage puedes optar por los tintes claros: blanco o beis, o sea, el color de la madera natural. Por el contrario, puedes escoger tonalidades más oscuras –gris o marrón– si prefieres una paleta muy sofisticada que, además del blanco, contenga colores como el gris perla, el beis o el crudo.

Colección a la que pertenece