<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/4d686c7236cd.css" type="text/css" media="screen, projection">

Tendencias del diseño: reminiscencias de la tradición norteafricana

Tendencias del diseño: reminiscencias de la tradición norteafricana

Cientos de tonalidades, superficies irregulares: la belleza de los azulejos de sabor artesanal, de 10 x 10 cm, en nada menos que doce colores brillantes
 

Pequeños, brillantes, de colores, cada uno diferente de los demás. Se trata de los azulejos de estilo marroquí, una de las tendencias del interiorismo de 2020.

Desde hace siglos los artesanos de Marruecos producen a mano, con el mismo método que ha permanecido invariado, unos estupendos azulejos de cotto esmaltado utilizados para crear el tradicional mosaico marroquí, el zellige o zellij, en el que las teselas de cerámica se colocan configurando unos elaborados dibujos geométricos.

Precisamente el zellige ha sido la fuente de inspiración para Marazzi en la creación de Zellige, línea en la que se celebra el carácter único de las imperfecciones en un caleidoscopio de colores y tonalidades. Hablaremos de ello en este artículo, explicando por qué estos azulejos son perfectos para revestir las paredes de cada uno de los ámbitos de la casa.

Así es, la particularidad de esta colección es precisamente el aspecto de “hecho a mano” de los azulejos, ya sea en las variaciones cromáticas entre una baldosilla y la otra ya sea en los bordes rectos pero ligeramente irregulares, como si hubieran sido cincelados a mano. Se trata de efectos realizados ex profeso a través de una avanzada tecnología capaz de imitar la elaboración artesanal de las mayólicas.

Perfectos para el revestimiento del baño, los azulejos de estilo marroquí de la línea Zellige crean superficies verticales homogéneas o bien se pueden utilizar para diferenciar paredes y espacios, en el formato pequeño, de 10 x 10 cm, o en la versión mosaico, con teselas de originales cortes en diagonal, disponible en tres variantes de color y formato de 30 x 30 cm.

No solo en el baño: los azulejos de la línea Zellige son una elegante y funcional solución también para las paredes y el salpicadero de la cocina. El acabado brillante, con irregularidades creadas ex profeso en cada azulejo, es el toque final del surtido en nada menos que doce tonalidades: Gesso, Lana, Salvia, Argilla, Cammello, Carbone, los colores Bosco y Corallo, el color Cielo y todos los matices cromáticos del mar: Turchese, Petrolio, China.

Las nuevas tendencias de 2020, además, sugieren el empleo de azulejos con el estilo de la artesanía marroquí también para valorizar las paredes del salón con un revestimiento que las cubre hasta lo más alto. Gracias al acabado brillante, a los tonos mudables y a la irregularidad de las formas de Zellige, la luz vibra sobre las paredes, haciendo que aparezcan como superficies cambiantes. Además, se pueden realizar combinaciones sin fin, todas distintas, de manera que cada pared resulte única e irrepetible. Gracias a la degradación tonal—es decir, a la diferencia cromática— y a las variantes gráficas de los azulejos, para cada uno de los doce colores existen más de setenta azulejos diferentes que colocar.

Los azulejos Zelligede Marazzi son tan versátiles que resultan adecuados para cualquier pieza de la vivienda, incluidos los dormitorios, donde se pueden utilizar para crear cabeceras de sabor étnico elegante. Se combinan versátilmente de modo sorprendente incluso con estilos contrapuestos, como vintage y contemporáneo o bien clásico y rústico. Se pueden coordinar perfectamente asimismo con azulejos para pavimento de varios tipos, como por ejemplo con los de imitación de la madera, la resina o la grava.

Colección a la que pertenece