<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/325fd2ab0269.css" type="text/css" media="screen, projection">

Emerald House, una casa de vacaciones en el centro de Roma

Emerald House, una casa de vacaciones en el centro de Roma

Se han elegido dos colecciones de Marazzi para interpretar de la mejor manera el vínculo con la naturaleza dentro de un oasis de relax en el centro de Roma

Roma es una ciudad llena de luz e historia. La Ciudad Eterna custodia en su interior un sinfín de relatos. Cada uno de los rincones de la capital italiana nos cuenta algún episodio histórico y nos transporta a otros lugares.

En la Via Buccari, a tiro de piedra del Vaticano, hay una pequeña y deliciosa casa de vacaciones, realizada con gusto y amor por el diseño, cuyo proyecto es obra de la interiorista Francesca Matera y el arquitecto Marco Ferranti.

La sala de estar con cocina americana es el resultado de una equilibrada síntesis del minimalismo nórdico de la decoración y el matérico gres porcelánico que reviste el fondo de la cocina americana. Los proyectistas han hallado en las baldosas hidráulicas de la colección de imitación del cemento Plaster de Marazzi la solución ideal, geométrica y concreta (en la decoración de 60 x 60 cm) que dialoga de manera discreta con los demás materiales de la casa.

Para revestir el baño, concebido como un pequeño spa privado, con ducha cromoterapéutica e iluminación emocional, los proyectistas se han decantado por la colección Clayline de Marazzipara dar realce a la luz cálida y natural que entra por las ventanas.

En el baño, la colección Clayline se ha elegido en las versiones básica, sencilla y lineal, y tridimensional, suave y ondulada, que recuerda la arena de la playa. La luz cálida y mediterránea que baña estas superficies crea un ambiente muy relajante para la vista. Al tacto, la sensación del relieve tridimensional también resulta de lo más agradable.

El baño, de este modo, ofrece una atmósfera confortable y sosegada, un cálido oasis de bienestar doméstico.

En su conjunto, Emerald House, a través de continuas remisiones a la naturaleza, gracias al fino diseño y a elementos decorativos como el papel pintado, escogido para las paredes de la sala de estar y el dormitorio, constituye una casa de vacaciones relajante y regeneradora, un trocito de paraíso no demasiado lejos del Vaticano.

Colecciones utilizadas en el proyecto