20mm, colocación con cola

La colocación tradicional con cola sobre la capa de relleno resulta adecuada para pavimentar áreas transitables exteriores, como rampas de acceso a garajes, aparcamientos y patios.
Sus principales características:

  • El sistema ofrece una elevada resistencia a las cargas dinámicas y concentradas.
  • Se puede aplicar sin solución de continuidad enlazando áreas peatonales y de tránsito rodado, sirviéndose del mismo material.
  • Resulta idóneo tanto para ámbitos residenciales como públicos y comerciales.

Instrucciones para la colocación con cola

1) Colocación de losas

Colocar las losas con un adhesivo para exterior siguiendo las instrucciones específicas del producto utilizado (C2S2 según EN 12004). Para conseguir un lecho uniforme y compacto se aconseja aplicar la técnica de la doble lechada, técnica recomendada para pavimentaciones que vayan a ser sometidas a un alto grado de solicitación.

2) Ancho de junta

Obligatoriamente dejando juntas abiertas de anchura variable no inferior a 5 mm. Uso de selladores de cemento de la clase 2 (CG2 según EN 13888).

3) Juntas

  • Deberán dejarse obligatoriamente juntas de dilatación de anchura no inferior a 5 mm (a excepción de las juntas estructurales) dispuestas hasta la parte superior de la pavimentación.
  • Las juntas de fraccionamiento deberán subdividir la superficie en mallas cuadradas o rectangulares con una relación entre los lados no mayor de 1,5 m. Orientativamente, las mallas pueden tener unas medidas de entre 3 x 3 y 4 x 2,5 m.
  • Las juntas perimetrales deberán disponerse a la altura de las líneas de contacto entre el pavimento y la pared, escalones, elevaciones de la superficie, columnas, etc. mediante la inserción de material comprimible (como, por ejemplo, poliestireno).

4) Limpieza inicial

El lavado tras la colocación resulta de importancia fundamental de cara a cualquier intervención posterior y para el correcto mantenimiento de la pavimentación.

Visita lo showroom x