<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/53371178d549.css" type="text/css" media="screen, projection">

Project Portfolio

Una villa entre la tierra y el mar

tiempo de lectura: 4 minutos

Una villa entre la tierra y el mar

En las alturas de Cannes, una arquitectura minimalista y funcional, perfectamente integrada en el marco paisajístico. El proyecto, firmado por el estudio francés Phira, apuesta por la homogeneidad de los espacios mediante el uso de tonalidades grises. Para pavimentar el suelo en el interior y el exterior se ha elegido el gres de Mystone Ardesia en tonalidad Cenere, que también se utiliza para los revestimientos, en combinación con el tono Brera Grey de la colección Grande Marble Look de placas de formato grande

Una pareja estadounidense, enamorada de Francia y, más específicamente, de la Costa Azul, ha hecho realidad su sueño de tener una villa en esta zona. Diseñada por el estudio Phira, dirigido por el arquitecto Philippe Bonino, la vivienda se encuentra en un lugar mágico: en las alturas de Cannes, próximo a un espacio natural protegido, con una vista espléndida de las aguas azules del Mediterráneo. La tierra y el mar son los elementos fuertes que caracterizan el entorno y que han orientado el proyecto hacia una arquitectura esencial, minimalista y funcional, integrada perfectamente en el marco paisajístico.


“El objetivo expreso de este proyecto era la homogeneidad de los espacios, con predominio del color gris: un gris cálido, articulado en tonalidades que alcanzan el blanco, tanto en la elección de materiales como en los cromatismos interiores —cuenta el arquitecto Bonino, que explica—: Mystone Ardesia, en la gradación cromática Cenere, fue la opción preferida desde el principio”.


El uso del gres de imitación de la piedra en el suelo, tanto dentro como fuera, ha permitido diseñar los ambientes e interpretar los espacios con gran libertad, dejando de lado las divisiones rigurosas entre el interior y el exterior, que aquí están muy difuminadas. Mystone Ardesia (formato de 75 × 150 cm) se ha utilizado en gran parte de los revestimientos, tanto en el interior como en el exterior, combinado con otra colección de sabor sofisticado pero marcado: Grande Marble Look, en la versión Brera Grey (formato de 120 × 240 cm). Las vetas y los matices típicos de los mármoles se combinan con materiales cerámicos resistentes y de alta tecnología; así, el revestimiento se extiende hacia el interior de la villa, en la amplia entrada, y conduce la mirada hasta descubrir las vistas al mar. “Hemos elegido Brera Grey como revestimiento porque armoniza perfectamente con el suelo, pero también por el dinamismo y la vivacidad de su motivo gráfico, que anima la fachada y contrabalancea la majestuosidad de los espacios cercanos y lejanos”, dice el arquitecto. Y precisamente la fachada —el primer elemento que salta a la vista y que da una identidad precisa al proyecto— ha desempeñado un papel central en el trabajo estilístico del estudio Phira. “Para esta villa, queríamos crear la ilusión de un monolito incrustado en un recinto frondoso, para vincular el edificio de forma indisoluble con su ambiente natural —cuenta Bonino, que añade—: El uso de las placas de gres como revestimiento para la fachada nace sobre todo del deseo de utilizarlo como material escultórico, más aún que ornamental”.

explorar las colecciones