Nuevas propuestas para los Thin Floors

Tiempo de lectura minutos

Nuevas propuestas para los Thin Floors

Para renovar las superficies sin tener que hacer obras de reforma que requieran derribos y reconstrucción, una opción muy eficaz es elegir materiales de grosor reducido, poco peso y rápida colocación en superficies ya existentes.

A menudo, la elección de soluciones de grosor reducido es la respuesta en caso de limitaciones de tipo técnico como, por ejemplo, la necesidad de respetar la altura entre dos plantas, en los umbrales de las puertas, en la unión con el suelo de otros espacios o ante la imposibilidad de retirar los acabados existentes.

En la gama de productos Concrete Look, Cementum es la nueva serie disponible en nueve formatos, con ocho colores y cuatro decoraciones, de geométrica a floral. Precisamente para responder al uso extenso del gres cerámico, en esta colección se ha incluido la versión de 6 mm de grosor, para crear lo que se ha dado en denominar “Thin Floor”, es decir, azulejos de gres de grosor reducido, ideales para revestir suelos.

Para permitir la colocación en los entornos más variados, la colección une la sofisticada tecnología Premium BodyPlus (pastas innovadoras que mezclan materias primas coloreadas por naturaleza con microguijarros, gravas y esquirlas) y las propiedades antideslizantes de la tecnología Premium StepWise.

Cementum se añade a los pavimentos de grosor reducido de las colecciones Mystone Ardesia, Mystone Ceppo di Gré y Mystone Limestone, todas ellas inspiradas en piedras naturales.

Un control rápido para obtener una colocación de calidad

La colocación del gres porcelánico de grosor reducido normalmente se realiza mediante encolado sobre el suelo existente.
El soporte deberá presentar determinados requisitos para poder instalar a la perfección una nueva capa de revestimiento sobre un pavimento ya existente.

Si el suelo existente está en buen estado, se podrá proceder a la instalación sin mayor dificultad. En cambio, si el suelo existente presenta grietas, habrá que colocar una membrana antifracturas —sobre todo en caso de revestimientos cerámicos— en combinación con una imprimación que facilite la adherencia. Por último, si el pavimento existente está suelto o si suena a hueco, como si faltara material debajo de la superficie, habrá que retirar las partes degradadas o dañadas y reponer la capa de relleno.

La obra de superposición del pavimento también es una ocasión excelente para garantizar el confort acústico y térmico en los espacios, por medio de la inclusión de un colchón aislante debajo del revestimiento nuevo. Para ofrecer las mejores prestaciones a la vez que la máxima duración de la obra, el colchón se deberá elegir en función del acabado y la modalidad de colocación más adecuada.

Mira los demás suelos de grosor reducido de Marazzi