Luminosos matices acentúan el efecto artesanal

Tiempo de lectura minutos

Crogiolo Lume enriquece su colección con un inédito formato hexagonal. Con su superficie deliberadamente imperfecta cubierta con una generosa capa de esmalte, aporta a los ambientes una sensación única y artesanal, pero usando un producto de altas prestaciones.

La colección de azulejos de formato pequeño Crogiolo de Marazzi ha redescubierto la expresividad de materiales vivaces y superficies táctiles, deliberadamente imperfectas. Aun siendo un producto industrial, las series de Crogiolo evocan el saber y la experimentación artesanal que caracterizan a la historia de la cerámica italiana. Elementos que Marazzi supo recoger en la década de los ochenta en su centro de investigación Crogiolo, al que le debe el nombre esta colección y cuyo objetivo era estudiar nuevos lenguajes expresivos para la cerámica industrial a través del trabajo de los artistas.

Gracias a la tecnología de producción y a la investigación exhaustiva sobre los esmaltes y los colores, Lume traslada al gres porcelánico la belleza de los ladrillos de mayólica de fabricación manual. Con colores intensos, superficies brillantes y un renovado equilibrio imperfección-perfección, se pueden crear ambientes vibrantes, en los que el carácter matérico de los elementos se aprecia tanto con el tacto como con la vista.

Lume es una de las once colecciones de Crogiolo y hoy es reinterpretada en una baldosa de forma hexagonal en el formato de 21 x 18,2 cm y propuesta en los colores White, Green y Blue. En la superficie de los azulejos hexagonales, cubierta por una rica capa de esmalte, se aprecian las mismas imperfecciones, irregularidades, picaduras y variaciones de color de las cerámicas artesanales en las que se inspira.

Dotada de la certificación Greenguard por la baja emisión de substancias nocivas y Declare por la ausencia de sustancias químicas nocivas para la salud, resistente a las heladas y al rayado, Crogiolo Lume, da vida a revestimientos de aspecto artesanal, recuperando en clave contemporánea las características peculiares de la cerámica en su forma más pura. Disponible en doce colores, desde las tonalidades más clásicas White, Green, Blue, Black, Musk, Greige, Off White y Beige, hasta colores vivos y brillantes como Pink, Forest, Turquoise y China. De esta forma, se crean juegos en las superficies y combinaciones cromáticas que enriquecen los ambientes más variados, de estilo clásico o contemporáneo.