<link rel="stylesheet" href="/static/CACHE/css/9c98e18962e0.css" type="text/css" media="screen, projection">

La nueva sala de exposición de Marazzi en París, en Saint-Germain-des-Prés

Una combinación perfecta de aires parisinos y made in Italy en el nuevo espacio expositivo francés  

La nueva sala de exposición de Marazzi en París, en Saint-Germain-des-Prés

Marazzi inaugurasu primera sala de exposición en París y elige uno de los barrios más emblemáticos de Europa, Saint-Germain-des-Prés.
Tres plantas dedicadas por entero a la marca italiana líder en el sector de los revestimientos cerámicos, dentro de un típico edificio histórico haussmaniano que conserva intacto todo su encanto.

La inauguración tuvo lugar coincidiendo con laSemana del Diseño de París, en un evento celebrado el 7 de septiembre pasado en el que participaron más de trescientos invitados entre prensa y profesionales del diseño. Una nueva apertura que da continuidad a otra importante inauguración, la de Londres, en el barrio del diseño de Clerkenwell. De este modo Marazzi consolida su presencia activa en dos de las principales capitales europeas y refuerza su posición como marca de referencia para proyectistas y diseñadores.

El proyecto ejecutivo fue desarrollado por el estudio Marcel Mauer de los arquitectos italianos Lorenzo Baldini y Antonio Pisano.
Los interiores se proyectaron con el objeto de respetar al máximo el edificio histórico existente, construido a mediados del siglo XIX, que originalmente albergaba una librería, si bien tratando de recrear un espacio nuevo, “vibrante”, capaz de dialogar con las cerámicas y los greses de Marazzi.

La primera planta, en efecto, repropone el aspecto primigenio de la construcción antigua, conservando los acabados originales y los típicos hogares y espejos que decoran las piezas interiores. En esta planta se sitúan los espacios para arquitectos, clientes y profesionales del sector, con mesas de trabajo de formas curvadas y moodboards inspiradores en las paredes que sugieren las múltiples combinaciones de los productos de Marazzi.

La planta baja, en cambio, desempeña la función de recepción de los visitantes. Se proyectó con fondos escenográficos “parciales”, inspirados en cimas, que confieren dinamismo al espacio. De la línea estilística se encargó el estudio Alessandro Pasinelli de Milán.
Los grandes escaparates que se asoman al Boulevard Saint-Germain y a Rue Thénard invitan a los transeúntes a entrar y a visitar el espacio.

Para terminar, el sótano está dedicado al archivo de materiales, una enorme “librería” que reúne todo el catálogo de Marazzi en paneles expositivos que ocupan toda la altura de la planta.

 

Foto: Tiziano Sartorio & Anne Flore Trichilo

 

También podría estar interesado en ...