Design

La experiencia y la tecnología de Marazzi Engineering para paredes ventiladas y con protecciones solares

tiempo de lectura: 9 minutos

Marazzi Engineering y las envolventes ventiladas - 1

A través de la división Marazzi Engineering, la empresa presta apoyo a profesionales y empresas en todas las fases de realización de los sistemas de envolvente ventilada de gran rendimiento energético, desde el estudio de factibilidad hasta la inspección final.

Las envolventes de pared ventilada, combinadas con soluciones de aislamiento de elevadas prestaciones, representan una de las principales opciones de acabado exterior para los sistemas modernos de cerramiento. Este tipo de revestimientos resulta especialmente idóneo (y se utiliza con mucha frecuencia) en los edificios de grandes dimensiones y notable altura, además de todas aquellas obras arquitectónicas en las que los criterios de funcionalidad, imagen, prestaciones elevadas, eficiencia energética y acústica, sostenibilidad de la envolvente arquitectónica y constructiva constituyen un objetivo primario del proyecto.

 

Un sistema de protección que ahorra energía y mejora el bienestar

Entre las razones de la creciente difusión de las paredes ventiladas se encuentra el notable incremento del ahorro energético, unido a la mejora del bienestar en la vivienda.

Con el término ‘pared ventilada’ se indica un cerramiento opaco, con un revestimiento exterior formado por elementos de distintos tipos: placas, duelas, tablas, etc. de diferentes tamaños, que se colocan en seco mediante dispositivos de suspensión y fijación de tipo mecánico o químico-mecánico, y que mantienen el dorso de dichos elementos separado del muro cortina oculto. Sobre dicho muro se aplica un sistema de aislamiento térmico por el exterior o SATE, dejando un pequeño espacio o cámara intermedia por donde circula el aire exterior.

El funcionamiento virtuoso de esta tecnología garantiza los resultados importantes conseguidos en términos de clasificación y ahorro energético. A causa del calor irradiado por el revestimiento exterior, en el interior de la cámara se modifica la densidad del aire, el cual asciende creando una corriente de ventilación natural de abajo arriba. Una parte de la radiación térmica incidente sobre el revestimiento es reflejada hacia el exterior, mientras que el flujo de aire elimina buena parte del calor que penetra en la cámara, lo que reduce en gran medida la absorción térmica del edificio y la acumulación de humedad en los muros perimétricos.

En las dos estaciones extremas, la pared ventilada se convierte en una capa de protección dotada de gran inercia térmica: en verano crea un desfase de la onda térmica (es decir, pasa menos calor por conducción al edificio y esto solamente ocurre durante el horario nocturno, en el que la temperatura es más reducida), mientras que en invierno alarga el tiempo de enfriamiento del muro perimétrico.

Las fachadas ventiladas realizadas con material cerámico aumentan la eficiencia energética de los edificios y reducen el consumo de energía necesaria para calentar y refrescar los ambientes, con el consiguiente ahorro en las facturas de los suministros y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Máxima flexibilidad de composición y soluciones protectoras

Marazzi ofrece la gama más amplia de superficies de gres porcelánico de elevadas prestaciones, un material resistente y duradero, perfecto para revestir cualquier fachada exterior.

Desde las placas de 160×320 cm hasta los formatos más tradicionales, el catálogo de Marazzi cuenta con una colección ilimitada de acabados, estructuras, superficies y colores que garantizan la calidad estética y amplias prestaciones para responder lo mejor posible a las necesidades de los proyectos arquitectónicos más variados.

Entre las soluciones de alto valor estético y funcional de Marazzi se encuentran, por ejemplo, las protecciones solares (o parasoles) de gres porcelánico. Las soluciones protectoras también responden a la necesidad cada vez mayor de controlar la luz y el calor para reducir el impacto medioambiental de los edificios y ahorrar energía en la gestión del enfriamiento. Marazzi Engineering ofrece la libertad proyectiva de elegir entre dos soluciones diferentes: un sistema fijo o bien uno orientable que permite variar el ángulo de inclinación de las lamas del parasol en función de parámetros geográficos, de la estación del año y de la orientación.

 

C.A.T. 1 Slim: fijaciones de última generación

Gracias a su experiencia en el sector de la construcción, Marazzi Engineering ha puesto a punto una serie de sistemas de fijación para los tipos más variados de envolventes ventiladas, incluidas las placas de gres cerámico.

El primero en orden cronológico fue el sistema con ganchos a la vista AGV, que sigue ofreciendo gran eficacia por su sencillez, precio económico y eficiencia. El paramento exterior se sostiene mediante ganchos visibles de acero inoxidable que se sujetan a la pared con elementos de fijación situados a intervalos predeterminados de distancia en función de las dimensiones de los módulos del revestimiento exterior. Es posible colorear los ganchos a juego con el acabado elegido. El sistema AGV se utiliza tanto en superficies planas y verticales como en superficies inclinadas y curvilíneas (por ejemplo, poligonales). La experimentación y la evolución tecnológica han dado como resultado el sistema C.A.T. 1 Slim, concebido para la nueva generación de fachadas ventiladas con revestimiento cerámico de formato grande y grosor reducido de hasta 6 mm. Esta solución de colocación ajustable ofrece un rendimiento superior y optimiza el transporte gracias a su peso reducido. Los elementos de fijación permanecen invisibles, constan de barras longitudinales fijadas a la cerámica principalmente de forma mecánica, la cual se completa con la aplicación de un adhesivo adicional. Las placas cerámicas se preparan en la fábrica mediante la aplicación de una malla posterior de seguridad, hecha de fibra de vidrio, y la introducción de los perfiles; al llegar al emplazamiento de la obra, están listas para anclarlas a la subestructura portante que se habrá fijado a la pared con anterioridad. Con este sistema, es fácil sustituir las placas.


Consulta el Marazzi Engineering Workbook